EL SUEÑO DE DON BOSCO HECHO REALIDAD.
 
Vió una región salvaje, desconocida, con hombres de gran contextura y un aspecto feroz, en el horizonte sólo se divisaban grandes montañas, divisó hombres que las recorrían, muchos de ellos en cacería para la búsqueda del alimento, incluso, algunos peleándose entre sí. Su vestimenta era pieles de animales, las cuales servían de abrigo y sus rudimentarias armas utilizadas contra algunos soldados presentes.
 
Sin embargo, a lo lejos vio a un grupo de Salesianos que en sus rostros mostraban alegría, todo esto acompañado por un grupo de jóvenes. Pensó que los matarían, pero gracias a su amabilidad y alegría lograron evangelizar, calmando su ferocidad, transformándola en afectuosidad.
 
De esta forma, Don Bosco relata el sueño con las tierras del extremo Sur de América, que su momento, por medio de Monseñor Fagnano, junto a un grupo de Salesianos Misioneros, hicieron realidad el sueño de Don Bosco.
 
Corría el año 1911, cuando un día 19 de marzo, se bendijo la primera piedra que daría forma al nuevo Colegio Técnico Profesional en la ciudad de Punta Arenas. El recinto funcionó como oratorio festivo desde el 1° de noviembre de 1912: Don Bosco atribuía un éxito y un próspero futuro a aquellas casas Salesianas que iniciaban sus actividades con dicho oratorio.
 
Con un solemne acto el día 5 de enero de 1913 se llevó a cabo la inauguración del flamante Instituto Don Bosco de Punta Arenas, ubicado en la Avenida la Pampa (según los documentos de la época, hoy Avenida Bulnes) y contaba con un gran espacio para la instalación de los primeros talleres: El Taller de Carpintería a cargo del P. Ramón Capra, Zapatería el P. Pablo Cofré, en Mecánica el P. Valentín Slabotz  y en Tipografía el P. Francisco Bocco. Para ese entonces la matrícula era de 49 alumnos, todos ellos distribuidos en los diferentes espacios con los que se contaba.
 
Una casa sin música, es como un cuerpo sin alma decía Don Bosco. Es por ello que no tardaron mucho en llegar los acordes y melodías que dieron “vida” a los talleres. Los alumnos comenzaron a formar parte de la banda de músicos que, dentro de sus primeras actividades, tocaban por las calles anunciando las próximas oficios religiosos.
 
 
 
EL INSTITUTO DON BOSCO HOY
 
Cien años después, el Instituto Don Bosco de Punta Arenas, cuenta con una matrícula de 1.343 alumnos distribuidos en Enseñanza Pre Básica (Pre Kinder y Kinder), Enseñanza Básica  (Primero a Octavo Básico) Enseñanza Media (Primero y Segundo Medio C.H., Tercero y Cuarto Medio T.P.) esta última con cuatro espacialidades acreditadas; Especialidad de Mecánica Automotriz, Electricidad, Electrónica y Telecomunicaciones, las cuales están albergadas en una superficie de 1.000 metros cuadrados dividida en 3 diferentes niveles. 
 
Desde una mirada más pedagógica, el instituto busca formar a los jóvenes del mañana basado en el Sistema Preventivo de Don Bosco, logrando proyectar a la sociedad “Buenos Cristianos y Honestos Ciudadanos”. La formación pedagógica y valórica es esencial para la vida de los jóvenes, tratando de fomentar en nuestros alumnos la continuidad de estudios, luego del término de su enseñanza media técnico profesional.